VOLVER A LA PAGINA INICIAL

       SOLEDAD DE MARÍA SANTISIMA  -       SANLUCAR DE BARRAMEDA (CÁDIZ)

   La Virgen de la Soledad es una obra de autor anónimo del siglo XVI, perteneciente a la escuela sevillana. En 1956 sufrió algunas modificaciones hechas por Antonio Eslava, quien sustituyó las originales manos entrelazadas por otras abiertas. En 1992 el profesor Emilio Olmedo la restauraría, devolviéndole su aspecto original.
  

  Al igual que el Cristo, esta imagen fue catalogada en 1993 Patrimonio Histórico Artístico Andaluz, con fecha 5 de octubre en el BOJA y 21 de octubre en el BOE.

                                      EL PASO
   

   El techo de palio está bordado por las hermanas Ana y Josefa Antúnez en 1876, pasado a nuevo terciopelo y enriquecido por Pedro Utrera en el año 2002, y lleva en la Gloria una réplica de la famosa pintura murillesca "Abrazo de San Francisco al Crucificado" debido a los orígenes franciscanos de la Hermandad.
El palio presenta borlones catedralicios en oro y negro, y las bambalinas, en proceso de ejecución, recuperan los antiguos bordados de estilo decimonónico, y estan siendo pasadas también por Pedro Utrera.
  

   Los varales son de Manuel de los Ríos Navarro en 1995, y los respiraderos de Manuel Seco Imberg en 1940, restaurados en el año 2002 por Orfebrería Ramos.
   

   El juego de jarras frontales y laterales del paso fue repujado en la Orfebrería San Francisco de Sanlúcar en 1993, al igual que la candelería en 2002, y la peana está realizada en plata de ley por el orfebre sanluqueño Miguel Vargas en 1999.
La trasera del paso está iluminada por dos faroles de cola a cada lado, de Orfebrería Ramos entre los años 2002 y 2003.
  

    La Virgen posee tres sayas, una de ellas bordada por las hermanas Antúnez en 1890, al igual que el manto, restaurado por Fernando García Poo en 1993. La corona está labrada en oro en 1948.

 

                                                             

                                                                  Rubén O. M.