VOLVER A LA PAGINA INICIAL

                       NTRA. SRA. DE LA LUNA -                     POZOBLANCO (CORDOBA)

  Historia de la Cofradía de la Virgen de la Luna

   "Vieja y heroica podemos titular nuestra Cofradía, pues viejo es su origen  y héroes fueron sus primeros cofrades. Nace esta en tiempos duros y como tales grandes de Cruzada: Tiempos de reconquista. Su primitiva bandera guardaba entre los pliegues olores de combate frente al infiel. Bandera de fe y de milicia enarbolada por brazos viriles de españoles mitad monjes, mitad soldados.

Muy cerca de nuestra tierra estaba, en aquella época, la marca o frente de batalla: sarracenos allende del Calatraveño y cristianos al lado de acá. Batallas de Dios se libran a las puertas de nuestro mal llamado valle, y nuestros antepasados, como tantos bravos castellanos, acuden a pelear por su Dios y patria. Allí van las Milicias Concejiles de Pozoblanco, con su alférez abanderado a la cabeza y la Gloria no tarda en quedar prendida de sus arreos militares.

La Virgen , como siempre, preside sus empresas y, desde aquellos tiempos, la media luna, de donde se creo que toma el nombre la virgen, yace como trofeo a los pies de nuestra Patrona, LA VIRGEN DE LUNA.

Religiosa y militar , pues fue en su origen  nuestra cofradía; y militar y religiosa sigue siendo."

De esta forma comienza la reseña histórica que precede a estas singulares constituciones y que pretende aclarar un poco la confusa existencia de este tipo de cofradías en Pozoblanco y en el Valle de Los Pedroches. Donde parece ser que gran parte de las cofradías de gloria existentes en la actualidad tenían las misma forma que esta, pero el tiempo ha sido más cruel con algunas desapareciendo casi en su totalidad este espíritu militar. Junto a la de Pozoblanco, que se mantiene integra la idiosincrasia que se les ha legado, han quedado algunas en Alcaracejos y Dos Torres.

Datos históricos de la Cofradía

El título es: Cofradía de Nuestra Señora de Luna de la Villa de Pozoblanco

Nada se ha conservado y nada hay cierto sobre la fecha de fundación de la misma.

Sabemos que, desde el cinco de junio de 1877, se rige por las Constituciones aprobadas por el Obispo de la diócesis. Fray Ceferino González y Díaz -Tuñon.

La Cofradía, tiene una historia mas larga que lo que pueden dar a entender sus Constituciones. En el mismo contexto de ellas se adivina que ya existía puesto que refiriéndose a los Mandos, dice "cuyos cargos desempeñaran los que actualmente los ejercen, mientras merezcan la confianza de los mismos, y sólo renovarán cuando a petición de las dos terceras partes de éstos lo solicitasen-

Por una comunicación que hizo el Vicario de Pozoblanco en 1842 sabemos que entre las cofradías existentes en la iglesia parroquial de santa Catalina, se encontraba ésta, aunque no estuviera implantada con todos los requisitos necesarios: "Hay diversos devotos que sin estatuto alguno, costean las festividades de Ntra. Sra. de Luna... (enumera otras más), que se veneran en esta iglesia, habiendo descuidado formalizarlas y solicitar su aprobación, cuidando de fomentar el culto divino, y de ayudar a la parroquia, cuyos derechos de estola se hallan muy disminuidos; debiendo advertir que ninguna está sujeta a visita-

En el censo de cofradías que realizó el ministro Aranda, en 1770, entre las establecidas en Pozoblanco, aparece la Cofradía de La Virgen de Luna, pero sin la aprobación Real ni del Ordinario Eclesiástico, y celebraba dos fiestas.

En la respuesta que da el Capitán al elenco VI, publicado en el Boletín Eclesiástico de la diócesis de Córdoba, año 1914, escribe y da la noticia de que existían en aquel tiempo "pues solo consta que existen actas de mediados del siglo XVIII" sin concretar nada más.

También sabemos que a mediados del siglo XVIII, existía la Cofradía y hubo un rechazo de un candidato que pretendía formar parte de ella.

Nos vamos más atrás y nos encontramos con el pleito entre Pozoblanco y Villanueva de Córdoba por el rapto de la Imagen en 1681. Allí, entre los que firman la querella por parte de Pozoblanco, está "el hermano mayor de la Hermandad y Cofradía que se sirve en la ermita Ntra. Señora de Luna, sita en la dehesa de la Jara"

Que existía la Romería, quizá no con los ritos actuales, ya en esa época se trasladaba a Pozoblanco "en sus necesidades y aflicciones con el aparato y decencia debida a dicha villa de Pozoblanco

La nomenclatura de los Mandos nos da pie para argumentar la antigüedad de la Cofradía. Pues como es fácil advertir, en los Mandos que en ella hay, se pasa desde Capitán a Abanderado, no constando el de Teniente.

Hemos investigado y preguntado a personas conspicuas de la milicia y se nos ha comunicado que en los famosos Tercios de Flandes. no existía el Teniente sino que la compañía se fraccionaba en tres partes y cada una de ellas la mandaba un Sargento. En medio estaba el Alférez-Abanderado, quedaba atrás portando la Bandera, y si la compañía hacía retirada, todos los soldados convergían junto a la Bandera y junto a ella se reorganizaban y desde allí se intentaba de nuevo atacar al enemigo.

Esto nos llevaría a pensar, que nuestra Cofradía data al menos de este tiempo y copió el orden de los Mandos tal y como entonces estaba establecido. Fue en el Renacimiento, cuando surgieron los ejércitos integrados por Tercios y regimientos y entonces es cuando aparece entre los mandos el Lugarteniente o Teniente, como segundo del Capitán y superior por tanto, al Alférez, que siguió siendo el Abanderado.