VOLVER A LA PAGINA INICIAL

 NTRA. SRA. DEL REMEDIO - NAVA

                                      ORACIÓN

 

      Hermosa y querida Virgen de los Remedios. Tú, que no cesaste de derramar con maternal cariño las inmensas bondades de tu corazón sobre tantos fieles, que, agobiados por el dolor y las tristezas de la enfermedad, acudieron a Ti con fe, esperanza y amor, atiéndeme también a mí, que te pido la salud del cuerpo y la paz del alma, de que estoy muy necesitado. Mi vida, ya tu lo sabes, no ha sido, ni es, a los ojos del Señor más que una flor mustia y deshojada, sin aroma ni belleza espiritual.  Y yo quiero que Tú, que eres la divina jardinera de los cielos, me hagas revivir y florecer en santidad y virtudes cristianas, único aroma que agrada a mi Dios. Santa, preciosa y amada Virgen, no apartes jamás tus ojos, tus cuidados y ternuras de mí y de los seres para mí queridos. Aviva en mi alma la llama pura de la fe: excita en mi corazón el santo dolor del arrepentimiento, y ayúdame a saturar mi vida de agradecimiento, adoración y amor a tu Hijo bendito, mi dulce Jesús Sacramentado. Haz que sea de Dios todo mi ser, y tuyo mi último suspiro. Madre de mi alma, mi amparo, mi consuelo, mi encanto, mi cariño, y la más tierna esperanza de mi corazón. Así sea.

                                                          Enviada por Javier.