VOLVER A LA PAGINA INICIAL

NTRA. SRA. DE CORTES - ALCARAZ (ALBACETE)

    Fecha de la aparición: 1 de mayo de 1222.

    Hechos acaecidos:

1)      El pastor Francisco Álvarez se encuentra en los montes de Cortes apacentando una manada de ovejas.

2)      Se alborota el ganado y corren por la dehesa.

3)      Una brillante luz, como un relámpago pasa por encima de la encina y de ésta salen resplandores y claridad.

4)      Todo el monte exhala fragancias y desprende resplandores.

5)      Sobre la encina se puede oír una celestial y angélica música y a sus acordes compases vuelan y cantan escuadrones de ángeles. Todo esto hace callar el canto de los pájaros.

6)      Aparece entre las ramas de la encina la imagen de Ntra. Sra. de Cortes entre celestiales luces.

7) La imagen es llevada a Alcaráz y se deja esa noche en la parroquia de San Ignacio. A la mañana siguiente la imagen había desaparecido.

Recordaron las palabras de la Virgen a Francisco:("...que es mi voluntad que me edifiquen en este lugar un templo y casa de oración donde mis devotos me ofrezcan sus votos y dones, y que este lugar sea tenido por santo, en el cual obrará Dios milagros y hará muchas misericordias con los que veneren y reverencien esta imagen mía,...").Volvieron a la encina y encontraron allí a la imagen de la Señora rodeada de una resplandeciente y hermosa nube.

 

La primera ermita se inauguró el 8 de septiembre de 1222.

 

     Palabras de la Virgen María a Francisco Álvarez, natural y vecino de la Solanilla (Albacete), en los montes de Cortes:

Virgen María -"Cobra esfuerzos y desecha el temor. Yo soy la Virgen María, Madre del Redentor del Mundo. Irás a Alcaraz y significarás como te he aparecido en esta encina, y que es mi voluntad que me edifiquen en este lugar un templo y casa de oración donde mis devotos me ofrezcan sus votos y dones, y que este lugar sea tenido por santo, en el cual obrará Dios milagros y hará muchas misericordias con los que veneren y reverencien esta imagen mía, por haber estado oculta en el hueco de esta encina desde la general pérdida de España."

Fco. Álvarez - "¿Quién soy yo para un encargo tan elevado? ¿A un pobre pastor mandáis sea embajador de Vuestra Majestad Soberana? ¿No veis que despreciarán mis voces, dando por falso divino con que honráis a vuestro siervo?"

"Así lo haré, Señora ¿Pero cómo me han de creer, si soy un humilde y pobre hombre, que ninguno hará caso de mí en toda la ciudad?"

Virgen María - "El hacer eso llano queda de mi cuenta. Y para que lleves un testimonio verdadero, extiende ese brazo del que estás manco desde tu nacimiento, que así es notorio a los habitantes de Alcaraz, y verás como estás libre y sano de la lesión."

 

                Texto e imagenes aportados por Francisco Alonso.