VOLVER A LA PAGINA INICIAL

       NTRA. SRA. DEL ESPINAR - UÑA (CUENCA)

     La localidad de Uña, en la Serranía de Cuenca, junto a la laguna de su mismo nombre y no muy lejos de la célebre Ciudad Encantada, tiene por Patrón a San Roque y el titular de la Parroquia es San Miguel Arcángel; aunque en el templo parroquial se veneran diversas imágenes de la Santísima Virgen, ninguna de ellas aglutinaba la devoción mariana de sus habitantes. Por ello, hacia 1993, el entonces Párroco, don Mariano Hernández, secundando los piadosos deseos de algunos feligreses, habilitó como ermita una cueva situada en las estribaciones rocosas que rodean Uña, y allí fue colocada una imagen de la Santísima Virgen que se adquirió al efecto, y que debido a la abundancia de espinos que crecen en los alrededores recibió el nombre de Nuestra Señora del Espinar. A pesar de la belleza del paraje, desde el que se admira una hermosa vista del pueblo y su laguna, lo escarpado del camino hacía difícil el acceso de los devotos, sobre todo durante el invierno, por lo que pocos años después se optó por trasladar la imagen a otra gruta más cercana al pueblo, en el camino que conduce a la piscifactoría, y que para ello fue convenientemente adaptada por algunos vecinos. Allí recibe la frecuente visita de las gentes de la localidad, que como expresión de su devoción le llevan flores y velas; también en un día normalmente de finales de Mayo se celebra allí la Santa Misa en su honor. 

 

            Ángel Luis Estecha González, pbro., Párroco de Uña.