VOLVER A LA PAGINA INICIAL

             MARÍA AUXILIADORA - CUENCA

    Venerada actualmente en la Parroquia de Nuestra Señora de la Paz.

    La devoción a María Auxiliadora fue difundida por San Juan Bosco (+ 1888) y sus hijos los Salesianos; sin embargo, en el caso de Cuenca, fue la Virgen la que precedió a la llegada de sus religiosos. Fue un canónigo procedente de Astorga el que a finales del siglo XIX difundió en Cuenca la Obra de Don Bosco y la devoción a María Auxiliadora, fundándose su Archicofradía e instalando su imagen en la llamada "Capilla Honda" de la Catedral conquense, donde continúa recibiendo culto. Recordemos que en Abia de la Obispalía y Almodóvar del Pinar es honrada como Patrona y también en otros pueblos conquenses se venera su imagen.

 

    Pero fue en 1959 cuando los Salesianos inauguran en Cuenca un Colegio, remediando la carencia en la Capital de centros educativos masculinos regidos por religiosos. En 1967 inauguraron su nuevo Colegio con la anexa Iglesia, de modernas líneas, en el que como en todos los templos salesianos se venera a María Auxiliadora, pero en este caso la imagen se aparta algo de los modelos clásicos de esta advocación.

 

    Desgraciadamente, a finales de los años 80, los Salesianos dejan Cuenca, cerrando el Colegio, cuyas dependencias pasan a ser dependencias universitarias, y se cierra al culto su Iglesia, que también es destinada a usos culturales. Es entonces cuando la imagen de María Auxiliadora es trasladada a la Parroquia de Nuestra Señora de la Paz, donde actualmente sigue recibiendo culto.

                                     Ángel Luis Estecha González, pbro.