VOLVER A LA PAGINA INICIAL

 NTRA. SRA. DE CUBAS - JORQUERA (ALBACETE)

   Patrona de la localidad albaceteña de Jorquera.

   Con el alborear del 22 de Mayo, los primeros romeros hacen presencia en las calles de la engalanada Jorquera, huele a fiesta, a campo,  a pólvora. En nuestro recorrido matutino nos encontramos con los primeros oficiales de la Hermandad, que están engalanando los caballos que montarán los Embajadores, "flores, gilnaldas, monturas, ramales y  atalajes" visten el color de la fiesta.  Antes de las ocho de la mañana se escuchan las campanas de la torre de María de la Asunción: es la Misa y llamada a Embajadores. Hombres, Mujeres, viejos y pequeñuelos están en la puerta para ver salir a su madre Maria de Cubas y darle un adiós hasta el año que viene.
.Con los sones de la banda de música que lleva su nombre, en solemne procesión a Cubas, llegamos a la Fuente; los Embajadores en montura, dispuestos a despedir a su Virgen. El Cristiano comienza con los versos que Sebastián García un día escribió y que el mismo entono en suplica de despedida hasta otro año. Por otro lado el Mahometano despide a María en nombre de todos los Jorqueranos con los versos que un día D. José Miñano Alcaraz, por el año 1872,  sacerdote de este pueblo nos dejó en su recuerdo.
.Roto el silencio por el anuncio del acompañante cristiano, los romeros enfilan el balcón del  Jucar, Puente romano, y Romería de la Virgen, donde la guardia mora con su abanderado a la cabeza hace  señales de humo  y correr de bandera, anuncian que la batalla será eminente.
.En el paraje de la "Casa Trujillo" los Embajadores Cristianos, los sacerdotes, las autoridades con la imagen de María son sorprendidos dando lugar al Primer Alarde.
.Cristianos, tropa y romeros desvalidos por la lucha fiera, enfilan el camino de la Herrada, dirección a Cubas, es la hora del almuerzo, trás el polvo del camino y bajo la calima del més de Mayo que se deja notar, con un buen trago de vino se hace mejor el camino como diría el caminante. A la vista de la  "Casilla de Martirio"  y al oído de " ¡Una hoguera hacer de sus astillas!"  El Bando Cristiano sorprende a las Moros, dando lugar al Segundo Alarde.
.Tras la conversión del Mahometano al cristianismo, unidos todos de entusiasmo, enfilamos cornicabra abajo, saludos, encuentros, emociones de años vividos es el transcurrir entre romeros y devotos que de todas las localidades limítrofes salen al encuentro de su madre María de Cubas que retorna a su santuario. Cubas es un hervidero de gentes, música, jolgorio, todos a los pies de la cuesta llevan en volandas a la virgen a la puerta del santuario, donde debajo de los peñones que rodean a su ermita nos despedimos con devoción y le pedimos su bendición.
.Trás la Misa las compañías de Moros y Cristianos celebramos la tradicional comida de Hermandad, como signo de unión y fraternidad de todos los hijos de la Virgen de Cubas.
Esta es nuestra alegría, esta es Nuestra Fiesta, esto es por lo que todos y cada uno de los Jorqueranos debemos de trabajar día a día, hagamoslo más grande colaborando entre todos, porque de lo contrario y  parafraseando a Nuestro Embajador Pregonero 2005. "Un Pueblo que pierde su historia está condenado a desaparecer".  (Andrés Medina, Octubre.2005).

                  

                 Texto e imagenes enviados pos Francisco Alonso.