VOLVER A LA PAGINA INICIAL

NTRA. SRA. DEL CARMEN - GUADALAJARA

    Venerada en el Monasterio de San José, de las Madres Carmelitas Descalzas, C/ Ingeniero Mariño, 8.

    En 1594 fue fundado en Arenas de San Pedro (Ávila) un Monasterio de Carmelitas Descalzas, que debido a varias causas, como la pobreza de las tierras, la falta de rentas y la ausencia de religiosos de su Orden que pudieran atender espiritualmente a la Comunidad, fue necesario trasladar a otro lugar. En concreto, en 1619, marchan las religiosas a Guadalajara, bajo el patronazgo de la Casa ducal del Infantado y dos años después ya pueden instalarse en el nuevo Monasterio, cuya Iglesia no se terminará hasta 1644.

     A lo largo del tiempo destaca esta Comunidad por su observancia religiosa y la fama de santidad de muchas de sus monjas, que hacen que se llame al Monasterio "el Relicario de la Provincia", pero quienes más conocido han hecho este Monasterio son sus tres mártires, Beatas Pilar de San Francisco de Borja, Teresa del Niño Jesús y de San Juán de la Cruz y Ángeles de San José, asesinadas por su fidelidad a Cristo y a su vocación consagrada el 24 de Julio de 1936 y beatificadas en 1987. Es proverbial en el Carmelo la devoción a la Santísima Virgen, a la que las carmelitas llaman "nuestra dulcísima Madre", y por ello no es de extrañar que además de la imagen de la Virgen del Carmen que ocupa la parte más elevada del retablo mayor de la Iglesia, sobre imagen titular de San José, las religiosas también veneren en su clausura esta otra imagen de la misma advocación, que con motivo de su novena y fiesta (16 de Julio) es trasladada a la Iglesia, donde ocupa un lugar de honor.

                              Ángel Luis Estecha González, pbro.