VOLVER A LA PAGINA INICIAL  

        VIRGEN DE LA VID - ZUZONES (BURGOS)

     Escultura sedente, de piedra caliza, policromada en el s. XVIII, que procede de los talleres  de la catedral de Burgos, encargada por Sancho IV a finales del s. XIII.

     Santa María de la Vid cuenta con una magnífica espadaña barroca, propia del gusto churrigueresco, que corona la entrada de su iglesia, en la que se mezclan las construcciones góticas de la nave con una interesante cabecera renacentista. El retablo mayor, obra de Lejalde (1585) contiene una bella representación de la Virgen de la Vid, del siglo XIII. Se trata de una imagen realmente preciosa, dotada de una risueña expresión y elegancia serena, que hacen que para muchos sea, quizás, la representación más bella que jamás se ha realizado de la Madre del Señor. La talla, gótica, está realizada en piedra policromada y su advocación resulta especialmente apropiada para bendecir unas tierras consagradas durante siglos a la producción de riquísimos vinos.

                                                              

                                                               Enviado por Iñaki.