VOLVER A LA PAGINA INICIAL

 VIRGEN DEL ROSARIO - A CORUÑA  (A CORUÑA)

   Nuestra ciudad sufre el asedio inglés de 120 barcos y 23.000 hombres desde el 4 de mayo de 1589 hasta el día 19 del mismo mes. Ante tal amenaza de destrucción y muerte, los coruñeses acuden a la Virgen del Rosario. Los cofrades se reúnen el 8 de mayo en el convento dominicano y hacen un VOTO con el que se comprometen, "si se ven libres de la invasión, a celebrar solemnes cultos en honor de la Virgen del Rosario, misa y vísperas..., y que los actos religiosos se harían en la Iglesia de Santo Domingo el día 2 de julio, fiesta de la Visitación de María a su prima Isabel... "

  Diez días después el enemigo prendió fuego al edificio de Santo Domingo, que quedó totalmente destruido. Al día siguiente -19 de mayo-, Drake y sus huestes levantaron el cerco y se hicieron a la mar dejando tranquilos a los coruñeses.

  El mismo día 19, las autoridades del Ayuntamiento, recogiendo el clamor popular e interpretando el general parecer de que La Coruña se libró de la destrucción por intercesión de la Virgen del Rosario, se comprometen a cumplir el VOTO y a celebrar anualmente una fiesta de acción de gracias, sufragando los gastos de dicha fiesta y asistiendo oficialmente a la procesión y a los cultos religiosos.

  Dos siglos después, en enero de 1.809, los coruñeses se alarman de nuevo ante la llegada del ejército francés, y vuelven a suplicar a la Virgen del Rosario que les libre de esta segunda invasión.

  Se renueva el VOTO por parte del Ayuntamiento, recogiendo lo más significativo de los otros dos: el de los cofrades y el de la Ciudad. También en esta ocasión La Coruña se libró de ser arrasada.

  La Virgen del Rosario, patrona de la Ciudad de La Coruña, fue coronada canónicamente el 11 de septiembre de 1960 por el cardenal Quiroga Palacios, legado pontificio del Papa Juan XXIII.