VOLVER A LA PAGINA INICIAL

      NOSA SRA. DA BARCA - MUXÍA (A CORUÑA)

    Patrona de Muxia. La más rica es la tradición que sitúa a Santiago cerca de aquel lugar, en Muxía. Al parecer, en otro momento de desfallecimiento porque encontraba a los gallegos muy escépticos ante su predicación, estando abatido y meditativo descansando sobre las rocas frente a las aguas atlánticas, vio acercarse una barca con una figura sobre ella. Al tenerla más próxima, observó que la barca era de piedra, como la tradición nos asegura que era la barca que conducía su cadáver, más tarde. Cuando arribó, la Virgen, que era la figura que estaba de pie sobre ella, le habló, le animó en su evangelización.

   Desde entonces se venera en aquel lugar a la Madre de Cristo bajo la advocación de la Virgen de la Barca. Además, la barca, varada en la arena por un golpe de mar, se partió, dejando en un sitio la quilla y en otro la vela. Hoy se conocen como A Pedra dos Cadrises y A Pedra d´Abalar, a las que el fervor popular otorga cualidades milagrosas: en una encuentran salud los enfermos; la otra sólo se mueve si quien se sube encima está libre de pecado.

   No hemos de echar en olvido que la tradición sitúa a Santiago en la península, pero a su lado, precisamente en los momentos de su mayor abatimiento, aparece siempre la Virgen para darle ánimos para relanzarlo en su misión. Quizá habría que rememorar que Santiago podría ser primo del propio Jesús, al aparecer en los evangelios como hermano, término que tenía entonces el significado genérico de pariente.

   Muchas más son las muestras del fervor popular, de la fe de un pueblo sencillo que mantiene en tradiciones, leyendas, devociones, el saber milenario que ayuda su fe, sus creencias más íntimas, sus valores. Lo importante es creer. Si no ¿cómo se pueden explicar esas riadas, que no solamente se mantienen sino que se incrementan, de peregrinos llenos de fe por los diversos caminos hacia Compostela?

 

                                                            Salvador Emilió.